Archivo de la etiqueta: gadgets que quiere el barzhon

Carga dos dispositivos Apple con PlugBug

Un cargador para dos dispositivos? Suena bien, sobretodo si tienes solamente un enchufe donde conectar y necesitas cargar una MacBook y otro dispositivo Apple, digamos, una iPad? puedes conectar un multicontactos, cierto, pero es mucho mas complicado cargar con uno cuando estas de viaje, por ejemplo.

Para ello, Twelve South ha presentado el nuevo PlugBug, un adaptador para usb que se conecta a la luz, y al que se le puede acoplar un cargador de MacBook y asi cargar ambos al mismo tiempo. Mantiene la misma linea de diseño que los cargadores de Apple, por lo que, si no fuera por su llamativo color rojo, podría pasar totalmente desapercibido.

Actualmente se encuentra solamente de venta en los EUA y cuesta $35 usd, y definitivamente, es un Gadget que quiero.

[PlugBug via LifeHacker]

Carga tu teléfono mientras hierves agua

画像:お湯を沸かしながらUSB充電ができる「発電鍋」 - TESニューエナジーDirectamente desde Japón (de donde más), nos llega este novedoso gadget. A primera vista, es solamente una cazuela para calentar agua, pero en realidad, tiene la capacidad de convertir el exceso de calor en energía, con la cual puedes cargar un celular u otros aparatos USB. Puede cargar un iPhone entre 3 y 5 horas.

Y es que el calor de una fogata puede alcanzar los 500 grados centígrados, pero toda la energía generada por encima de los 100 grados no sirve para llevar el agua a su punto de ebullición, y por ende, es desperdiciada.

Thermo Electric Systems and NewEnergy desarrolló a lo largo de la ultima década un material capaz de convertir calor desperdiciado a altas temperaturas en energía eléctrica utilizable. El precio? 23,000 yen, algo cercano a los 280 dólares gringos.

[Vía AsiaJin]

Los NAVY SEALs tienen lentes nuevos de LCD

http://i0.wp.com/2.bp.blogspot.com/_ln-S7XzA0gc/TPmuLIryAlI/AAAAAAAAAw8/Jedt2ohR2yE/s1600/Alphamicron--tactical-eyewear-alter.jpg?resize=392%2C221Quién no ha estado en esa situación, derribas una puerta en algún país de un lejano país, arrojas una granada para aturdir a los maleantes que se encuentran dentro, y al entrar gritando, te das cuenta que tienes puesto nuestros visores protectores con cristales ahumados y no ves ni mergas. Y es que en la actualidad, los soldados necesitan detenerse a cambiar los lentes de su visor protector para ajustarlos a cada tipo de luz, por lo que, al entrar a algún interior, muchos optan por quitárselos, dejando sus ojos desprotegidos.